viernes, 28 de mayo de 2010

Y que paso con el post de Linux + Windows 7...


Ufff... ya casi se acaba el mes (me acabo de dar cuenta) y la promesa no se cumplió ya que el post sobre el lado oscuro de la fuerza nunca llego solo se quedo anunciado.

¿Será acaso que el lado oscuro de la fuerza era tan oscuro que a el autor le dio miedo? ¿Acaso Steve Ballmer le ofreció un empleo con tal de que no comentara nada de Linux y ahora esta cómodamente sentando en una banca de Redmond? o ¿Será que Steve Jobs decidió por fin dejar de dárselas de Dios y acepto que dejara instalar OSX en cualquier PC con tal de que no se diga nada en este blog sobre Linux?

La realidad puede desilusionaros... desde hace ya bastantes días que he estado pasando malas noches sin dormir bien y al final termine con terribles dolores en el abdomen y estomago a los cuales el doctor dio el diagnostico de que tengo gastroenteritis y aunque no es el tema de este blog hablar de la mala salud de su autor sentí que debo una disculpa: lo siento... bien, ahí esta amigos (as) la razón de que aquel proyecto no se concretara.

Como actualmente he escuchado y leído bastantes mentiras por todas partes un ápice de verdad me hace libre aunque quizás pude haber puesto algo más poético como que tuve una revelación sobre el iPhone 4 y la publique en twitter y al día siguiente desperté en Cupertino ejem... el infierno con Jobs ejem... el diablo pidiéndome/exigiéndome mi alma en compensación por haberme osado a saber ese secreto y al final todo terminaba con un enunciado diciendo: pesadilla enviada desde mi iPhone...

Lo que si se (fuera de los anteriores alucines) es que si continuare con el post sobre Linux OpenSuse pero con el agregado de instalar Windows 7 junto con OpenSuse en el MSI Wind U100 una netbook que tiene una relación de amor con Windows pero de odio a muerte con Linux (se va a poner bueno). Sin más que decir que las musas los acompañen...

PD. La imagen es cortesía y propiedad de Alberto Montt de Montt en dosis diarias un excelente blog por cierto!!!

Entradas populares