sábado, 4 de septiembre de 2010

Componiendo un Case de disco Duro Externo IDE

A todo le tiene que llegar su hora en el que arreglar algo es ya imposible y tenemos que cambiar, en mi caso le llego su momento a una PC de escritorio que desde hace años funcionaba pero llego el instante de irse al cielo de las PC`s y aunque no me dolió mucho deshacerme de ella si era de vital importancia sacar los valiosos datos de un disco duro.

En este caso era un disco duro IDE, el último que compre hace ya tiempo y aunque sacar los datos no fue un drama (lo conecte a otra PC de escritorio) si me quede con la duda de el que hacer con él ya que aún funciona correctamente. Buscando entre mis cosas encontré un case (o gabinete) marca Cosmos que permite convertir cualquier dispositivo IDE en USB que compre hace mucho tiempo (cuando los HD externos eran carisimos) y que nunca use en forma debido a que tenía un enorme problema: no podían hacerse trasferencias de datos de gran tamaño ya que el dispositivo se desconectaba.


Siempre creí que el problema era de la tarjeta que convierte la interfaz IDE en USB ya que no aguantaba la carga de trabajo y por eso se bloqueaba y lógicamente lo deje en el olvido, hasta una noche que decidí probar de nuevo.


Al conectar el disco duro en el gabinete este es reconocido sin problemas pero al intentar copiar 1 GB o más este colapsaba como siempre así que lo desmonte. La tarjeta estaba sin ningún cambio hasta que me fije en un pequeño detalle que nunca había tomado en cuenta: el cable de conexión de la tarjeta con el disco.


Al desconectarlo me percate que era un cable IDE de 15 hilos y una luz brillo en mi hasta ahora apagada mente: la mala escritura en el disco se debía a el cable ya que 15 hilos son suficientes para mandar datos pero al enviar grandes paquetes de información este es insuficiente y entonces se colapsa y se traba.


Buscando entre mis sobrantes encontré un cable IDE de 30 hilos así con tijeras en mano los corte del extremo más pequeño (recuerden que los IDE se pueden cortar o trozar en partes pero no recomponer sin sufrir mucho en el transcurso) lo coloque en el tarjeta, conecte el disco y voila!!! El disco funciona a la perfección!!!


Se deja de tener con esto la falla en la escritura del disco al convertirlo en USB y te permite copiar y leer cualquier cantidad de datos como si fuera un local o una memoria USB. Una vez hecho esto simplemente encerré todo el contenido del case de nuevo y listo.


Me parece curioso que con un cambio tan simple como un cable se pueda arreglar un problema y se pueda obtener de nuevo vida y utilidad a un disco duro que de otra forma terminaría en la basura o agarrando polvo debido al estado obsoleto que tiene.


Así con este renovado gabinete mi último disco duro IDE (que es de 80 GB nada despreciables) funciona para respaldos o andarlo moviendo entre la casa. Y si las buenas musas me inspiraron... aunque me hubiera gustado que fuera hace unos años cuando lo compre (pero bueno así los caprichos).

Entradas populares