lunes, 22 de agosto de 2011

Linux y su talón de Aquiles o lo que Windows tiene y Linux no


Hace escasamente dos semanas regrese de nuevo al ajetreado ambiente de la Facultad y en esta noche me di un tiempo para publicar algo que me ha estado rondando la cabeza durante ya algunos días: el talón de Aquiles de Linux.

En las vacaciones de verano me decidí a instalar Ubuntu en mi laptop con la intención de usar este sistema de forma permanente en el siguiente semestre en la UNAM, todo estaba saliendo bien hasta que comencé a trabajar con documentos y realizar tareas; como es lógico la mayoría hechos en Word y PDF's aunque en está ocasión me encontré con la novedad de tener que hacer mapas mentales y conceptuales usando para ello Visio -aunque con la libertad de usar otra herramienta que deseara pero vaya... esa era la recomendación-.

El problema no fue encontrar un programa para hacer mapas mentales sino trabajar con las suites de ofimática de Linux: Libre Office y Lotus Symphony, en menos de tres días me dejaron (por decirlo de alguna manera) en la calle. La edición de documentos fue tormentosa: no siempre habrían de forma correcta los provenientes de Office, cuando lo hacían a veces eran a medias y al guardar cambios no necesariamente aparecían como se habían efectuado.

Si, se que lo primero que vendrá a la mente es a quién culpar y lo más común sea decir que a Microsoft por no abrir sus estándares y demás (lo cuál es cierto) pero aún así no es justificación para el mal trabajo que hacen las suites de ofimática en Linux. En lo personal estuve más tiempo tratando que estas medio hicieran lo que quería que trabajando de corrido con ellas.

Como bien saben el tiempo en la Facultad se va volando y las cosas se tienen que entregar por ello me regrese a Windows -si de nuevo a sufrir con los molestos antivirus y demás cosas- pero en menos de dos días de trabajo pude lograr avanzar casi el doble que con las suites de Linux. Aquí fue cuando la inquietud me pego en mis breves ratos libres: ¿porque regrese a Windows si todo iba teóricamente bien en Linux?

De las primeras clases con la materia de "Sistemas Operativos Multiusuarios" me cayo la respuesta del cielo: comodidad para el usuario... está es una de las características más importantes de los sistemas operativos y comprendí porque a pesar de todos los males que le aquejan Windows sigue siendo para el usuario final el mejor sistema que se puede encontrar: es infinitamente más cómodo que Linux.

Lo ejemplifico con estas tres simples preguntas: ¿cuando fue la ultima vez que se te desapareció la interfaz gráfica de Windows? ¿Cuando compilaste un driver que no jalo o fue reconocido? ¿Cuando Office no ha hecho lo que tu necesitas que haga?

Parece una locura o una tontería pero el valor y poder de la comodidad para el usuario es el talón de Aquiles de Linux, el tener un sistema que lo tenga casi todo pero más aún tener un ecosistema que tenga lo que necesita la mayoría, uno que te atrape porque simplemente no puedes trabajar de la forma más productiva sin el.

Al borrar Linux e instalar Windows me dolió perder la velocidad, seguridad y estabilidad de Linux por irme a Windows pero al usar Office para hacer mis tareas y ver lo rápido que iba y que este hacia lo que necesitaba sin chistar no me lo pense dos veces y me sentí aliviado.

PD. Se que podría tener una partición dual en mi laptop pero en este momento no es opción para mi... sigo usando Linux en un disco duro de mi PC de escritorio todos los días hasta que necesito de Windows.

Licencia de Creative Commons
error066 Blog by Enrique Tezozomoc is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License

Entradas populares