domingo, 10 de junio de 2012

El último suspiro... ¿Que pasará con tu vida digital?

Es un hecho innegable que a menos que seas de otra galaxia o una bacteria que vive varios millones de años tendrás que morir tarde o temprano, nadie se a escapado a este destino y nadie se escapará de el -al menos de momento-. Pero cuando la chica de la túnica negra llega a tu puerta y te extiende la mano en una invitación que sabes que no hay forma de rechazar cabe preguntarse: ¿Que le pasa a tu vida digital?

Es bien sabido que todos actualmente tenemos dos vidas: una en el mundo real con personas reales y otra digital donde conviven personas del pasado, presente y en muchos casos varios desconocidos que no tienes ni idea de quienes son pero te regalan muchos "like" cual adicción.

Cuando morimos en el mundo real la gran mayoría de las veces se sabe lo que ocurre con nosotros pero en el mundo digital donde pusimos una contraseña a nuestra vida para que solo accediéramos nosotros todo se queda literalmente abandonado en espera quizás de que el sistema detecte inactividad y elimine todo lo que haya.

Este post esta inspirado -desgraciadamente- en un suceso real que aconteció hace algunos meses. Tiempo atrás llegaron a mi puerta digital algunos compañeros de secundaria con lo que compartí un año de mi vida, fue interesante verlos de nuevo -verlos en el termino de ver sus muros y fotos- y después de un rato comenzaron a aparecer los clásicos patrones: el que le da like a todo lo que se encuentra, el que siempre esta conectado, el que escribe y da su opinión en todo lo que tiene en mano, etc.

Había una compañera llamada G -por razones de privacidad y respeto no daré su nombre- que publicaba cosas de forma constante y así fue por cercas de 8 meses hasta que un día dejaron de aparecer, algunos días después de forma totalmente inesperada llego la noticia de que había fallecido. Francamente me tomo varios minutos aceptar esa noticia y me fui directamente a su muro para averiguar que paso y ciertamente la historia contada por los amigos y la familia estaba escrita ahí confirmandolo todo.


Después del dolor que acontece a la muerte de un ser querido algo muy curioso comenzó a gestarse en su muro en Facebook: todas aquellas páginas a las que les dio like en su momento seguían publicando cosas desde etiquetas en fotos hasta las aplicaciones que llego a utilizar invitando a usarlas.

La familia y amigos como era de esperarse utilizaron el muro como una forma de expresar el dolor y sentir la sensación de acercamiento con su ser amado pero todo en su vida digital siguió moviéndose ya sin su presencia. Esto me hizo cuestionarme ¿que es lo que pasara con mi vida digital cuando me muera?

Nunca había considerado tener algo así como un testamento de que hacer con mis cuentas de correo, redes sociales o mis datos almacenados en mis discos duros, es decir muchos de los secretos más íntimos de mi vida se encuentran -por decirlo de alguna manera- con solo acceder a un disco duro o saber la contraseña de alguna cuenta de algún servicio. ¿Qué me gustaría que pasara con todo esto al irme? pero lo más importante ¿como hacerle saber a los servicios que este -su cliente- ya se fue a un lugar donde no hay forma de tener banda ancha?

Me di a la tarea de buscar un poco y al parecer todos los servicios tienen como constantes estas dos opciones:
  • Dejar que la cuenta en cuestión se desactive y después se elimine el contenido por inactividad.
  • Mandar un mensaje pidiendo que se elimine la cuenta y todos los datos asociados.
Quiero pensar que en un futuro no será necesario esto y habrá una forma en la cual al morir se de una especie de aviso a los servidores para que se elimine tu contenido o que se realice algo similar según tus deseos y que exista una forma de proteger la integridad y seguridad de la información que creaste con el paso del tiempo.

Enfatizo en esto último porque si pones en un escenario el que ya no estas y que una persona ajena a ti pueda entrar a tu cuenta y ver su contenido será muy fácil saber tus conversaciones privadas y hábitos que tuviste con los demás y tu memoria puede ser manchada por un acceso de este tipo. 

Y eso es lo que me preocupo de G ya que toda su vida digital puede caer en manos de cualquiera y puede resultar en algo realmente grotesco ya que desafortunadamente en la vida hay todo tipo de personas. Al final deje un mensaje en el muro de G para que lo leyera su familia donde les indicaba el link para que pudieran hacer un muro conmemorativo y así proteger su integridad, espero que alguien de ellos lo haga ya que al final recae en su familia esa decisión.

Ojala y eso llegara a cambiar con el tiempo y las decisiones sobre el que hacer con tus contenidos y tu vida digital se pueda hacer de otra manera en donde no se tenga que recurrir a los demás para hacerlo, ya no considero descabellado pensar en al idea de un testamento digital como parte del contrato de un servicio en Internet.

Como humanos estamos hechos de tal forma que tenemos un interruptor para activar de forma inconsciente los pensamientos de nuestra propia muerte ya que si estuviéramos pensando en ella todo el tiempo no podríamos vivir mucho pero de vez en cuando es bueno pensar -aunque no se llegue a ningún lado- sobre lo que pasara con tu vida cuando dejes de estar en ella.

Mientras ello sucede que descanse en paz G querida por su familia y amigos además de extrañada con toda el alma por todas las personas que la aman.

Licencia de Creative Commons
error066 Blog by Enrique Tezozomoc is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License

Entradas populares