sábado, 8 de diciembre de 2012

Hoy deje Linux en el escritorio... ¿porque?

Hace casi cinco años tuve un problema de seguridad en Windows Vista -de hecho fue el último que tuve desde entonces- debido a que instale un programa con "medicina"... me enoje al principio con Windows por haber dejado pasar el malware hasta que comprendí que el no había hecho nada malo: yo era el eslabón más débil de la cadena.

Deje de usar el software pirateado y comencé a buscar opciones hasta que llegue al software libre. Para mi fue una revelación encontrar multitud de programas que funcionan excelente, hacen todo y en ocasiones van más allá que los programas privativos... fue cuando deje de ser pirata y encontré un mundo hasta antes muy desconocido y desde el primer día apareció una constante: Linux.


Baje mi primer Live CD de Ubuntu y lo use primero en una máquina virtual para después instalarlo al conocer como funcionaba y así comenzó un viaje de cinco años, muchas distribuciones -Fedora, Suse, Mandriva entre muchas otras-, fui victima de la versionitis de cada seis meses y viví el drama de los drivers privativos, el hardware que no funciona y la incompatibilidad de varios programas para el día de hoy dejar de lado a Linux en el escritorio y solo quedándome con el en el servidor casero que tengo montado en casa.

La pregunta obligada sería ¿porque? La respuesta es simple: el hartazgo.

Al inicio del viaje tuve como muchos problemas que se debieron a mi inexperiencia con el sistema operativo y el mundo Linux. Con el paso de los años esos problemas resultado de la falta de conocimiento se fueron diluyendo hasta quedar en problemas muy puntuales que al paso de los años no se resolvieron y  lejos de tener una solución solo veo continuidad en ellos.

Mis problemas los puedo ahora resumir en tres:

  • Problemas con el driver libre y privativo de ATI e Nvidia.
  • Mi escanner Epson que jamás he podido usar.
  • Problemas con mi disco duro Western Digital Green en el cual nunca he podido detener satisfactoriamente el sistema de ahorro de energía.
Estos problemas han durado cinco años y me acostumbre tanto a ellos que viví con esos detalles viéndolos como una coincidencia... a alguien le tenía que pasar, solo es estadístico  Nunca he dejado Windows  y solo falta con iniciar sesión en este sistema y ver todo funcionar, todo fluir, todo ser como quiero que sea.

Muchos preguntaran si he tenido la misma máquina por cinco años, la respuesta es no. Esta es mi segunda PC de escritorio y mi segunda laptop en cinco años. ¿Porque no compre una laptop o una PC más genérica con gráficos de Intel y me quite de problemas? Porque no me gustan esos gráficos, son muy básicos y necesito más potencia. ¿Porque no cambio las piezas de hardware como el HD y el escanner? Porque no nado en dinero, no puedo cambiar hardware que funciona bien en Windows solo por querer tenerlo en Linux.

Hay veces en que tienes que aceptar que si con el pasar de los años las cosas no cambian, quizás es porque nunca cambiaran. Para mi el problema es que Linux en su afán de ser tan libre se vuelve en realidad cerrado, la libertad sin limites trae problemas sin limites.

Hoy dejo Linux en el escritorio y me quedo con el en el servidor donde una interfaz gráfica no importa, donde Linux muestra toda su potencia y me quedo con Windows donde me muestra todo su esplendor: en el escritorio.

Parafraseando y modificando una frase del FlashPoint: Solo se una cosa acerca de esta vida y es que algunas cosas solamente pasan por coincidencia y otras son constantes.


Licencia de Creative Commons
error066 Blog by Enrique Tezozomoc is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License

Entradas populares